A tu aire dale la importancia que merece

Como funciona un equipo de aire acondicionado Minisplit?

Todo inicia en la unidad exterior donde se ubica se ubica el motor compresor, el cual tiene como función comprimir el gas, cuando éste se comprime se vuelve líquido y aumenta su temperatura. Después se impulsa hacia el condensador, es decir, hacia la unidad exterior. Cuando llega al condensador, éste le roba calor al gas. Este proceso es conocido como sub enfriamiento.

En cuanto comienza a tomar calor, una parte del gas se convierte a gaseoso y otra se queda en estado líquido. Esta mezcla, viajará hasta la válvula de expansión. Esta válvula, lo que provocará es que el refrigerante pierda carga, lo que generará un descenso en la presión y la temperatura del gas. Para ser un poco más claros, podemos comparar este procedimiento con un spray, en el cual al oprimir, rociamos el líquido y éste sale frío.

En cuanto el gas disminuye su presión y temperatura, pasa al evaporador, es decir, la unidad interior de nuestro equipo. Al llegar ahí, lo que sucede es que el gas se calienta. Esta fase recibe el nombre de sobrecalentamiento. Es así, como la habitación se enfría. El gas tiene un temperatura menor que el aire que se encuentra en la habitación.

El compresor absorbe el calor que el gas le ha quitado a la habitación y lo utiliza como refrigerante, ya que el gas que retorna aún llega frío. Este proceso se repite una y otra vez, hasta que el cuarto llega a la temperatura deseada. Al alcanzar la temperatura programada, el termostato detendrá la máquina de nuestro aire acondicionado y ésta volverá a encenderse cuando el espacio deje de sentirse frío.

 

 

Por qué es importante el mantenimiento de tus equipos acondicionadores de aire?

El aire acondicionado es uno de los electrodomésticos más fieles que un hogar o una empresa puede tener, ya que las probabilidades de que se rompa son casi nulas. Los sistemas de aire acondicionado requieren un mantenimiento periódico para su buen funcionamiento.
La importancia de este mantenimiento del aire acondicionado se basa en los siguientes puntos:

Aumentar la vida útil del Aire Acondicionado
Un mantenimiento adecuado puede llegar a alargar la vida útil del aire acondicionado y evitar averías. Normalmente, la vida útil de este tipo de equipos se estima entre siete y diez años. El mantenimiento preventivo se basa en una revisión exhaustiva de cada equipo de aire en la que se incluye la limpieza, revisión de piezas, filtros, etc.

Reducir gastos
Tanto en el entorno empresarial como en el núcleo familiar, la actualidad requiere que se preste atención a los gastos. Realizar el mantenimiento del aire acondicionado es sinónimo de ahorro, ya que un equipo de aire con mal funcionamiento puede llegar a multiplicar por cinco o seis el consumo normal de energía eléctrica.

Evitar problemas de salud
Además, los problemas derivados de un aire acondicionado que no funcione bien pueden incidir en la salud. Entre los principales problemas se pueden nombrar la bronquitis, rinitis y faringitis, ya que la exposición al aire que circula en la estancia se hace a través de los filtros. Cuando los filtros no están limpios, sirven de alojamiento a hongos y bacterias que afectan enormemente a las vías respiratorias humanas.

Adiós a los malos olores y sonidos
Durante los cambios de estación, es posible que el aire acondicionado emane malos olores si no se le ha dado el correcto mantenimiento. También es posible que, por falta de revisiones, el equipo empiece a emitir sonidos en las unidades que se encuentran dentro de la habitación.

Tener un ambiente higiénico, sin malos olores, sin bacterias, sin sonidos o vibraciones y que, además, no poner en riesgo la salud ni la economía es posible, ya que todo esto se puede prevenir con la atención adecuada. Cabe tener claro también, que realizar el mantenimiento del aire acondicionado es barato.

La importancia del mantenimiento y puesta a punto de los equipos de aire acondicionado es un tema vital para la salud de las personas que, también, puede servir para evitar el consumo extra de energía y contribuir al ahorro.

 

Porque es importante unos filtros adecuados y limpios?

El aire acondicionado requiere algunas veces de nuestra atención tanto como nosotros requerimos de él para conseguir que estemos fresquitos en casa, pues también necesita que lo limpiemos de vez en cuando, dando especial importancia a la limpieza de los filtros, pues, gracias a ellos, respiramos un aire mucho más limpio en nuestro hogar. Los filtros del aire acondicionado recogen todo tipo de partículas de polvo, ácaros y bacterias que, si no se limpian de manera adecuada, pueden producir diferentes problemas que dificultarán el buen funcionamiento del aparato.
Limpiar los filtros del aire acondicionado es algo que se hace de manera habitual en casa sin ningún tipo de problema y, al hacerlo, conseguiremos que el aparato funcione a pleno rendimiento mientras sigue purificando el aire del ambiente para nuestro bienestar. Si los filtros del aire acondicionado no se limpian, se formará una acumulación de polvo y diferentes partículas que pueden provocar un mal funcionamiento del aparato o hacer que la habitación empiece a tener mal olor.

 

En que consiste un correcto Mantenimiento de aire acondicionado?


Existen tres pilares básicos para el buen uso del equipo de aire acondicionado: revisión, limpieza y mantenimiento. Entre las principales tareas a realizar, se encuentran las siguientes:

La limpieza del filtro
La puesta a punto del aire acondicionado pasa por la limpieza, al menos una vez al año, de la unidad interior del equipo. En este espacio hay un filtro que sirve para mejorar la calidad del aire que luego se respira. Esta es una tarea muy importante ya que, de no hacerla, pueden generarse graves problemas de salud.

Para realizar esta limpieza es importante contar con la ayuda de expertos porque, muchas veces, el trabajo se complica por la disposición del equipo en balcones o espacios de difícil acceso. Cuando se nota alguna deficiencia en los equipos de aire acondicionado, como ruidos, malos olores o una bajada en la potencia de los mismos, serán los filtros del split lo primero a revisar por el técnico.

Limpieza de la batería de la unidad exterior
La batería es una de las piezas donde más se puede acumular la suciedad. Para limpiarla, los técnicos pueden hacer uso de un cepillo o una aspiradora o limpiador a presión para eliminar todas las bacterias que puedan adherirse a la batería que está a la intemperie. La contaminación es uno de los principales factores que afectan a la batería de la unidad exterior (en el caso de los equipos de aire ubicados en las grandes ciudades). La frecuencia de la limpieza dependerá de la ubicación del equipo; ya que, si por ejemplo, se encuentra en un balcón pero protegido por otro elemento del edificio, el equipo sufre algo menos que si se encuentra totalmente expuesto. También en este caso se recomienda contar con la ayuda de un profesional.La revisión del nivel de gas refrigerante
Los equipos de aire acondicionado suelen ir perdiendo gas a lo largo del tiempo. Por tanto, la revisión del nivel de gas refrigerante no solo se debe realizar por temor a fugas, sino por el mero mantenimiento natural del aparato. Para hacer esta revisión, es importante contar con los instrumentos y herramientas técnicas adecuadas que faciliten la medición y manipulación adecuada del equipo. Para realizar estas comprobaciones y calibrar el nivel del gas, se puede solicitar la ayuda del servicio técnico contratado.

La protección en tiempos de parada
Muchas veces, sobre todo en el uso cotidiano de las familias, se emplea el aire acondicionado para refrigeración en la época estival, mas no como bomba de calor en invierno, ya que se prefieren otros métodos de calefacción. Es por ello que pueden pasar varios meses antes de que el equipo de aire acondicionado vuelva a utilizarse. En estos casos de parada, es recomendable hacer una limpieza general de todos los elementos que componen los aparatos para asegurar su buen funcionamiento en la siguiente etapa de uso. También es recomendable cubrir la unidad exterior para evitar que se dañe por los efectos del mal tiempo.

Existen otras tareas, como la lubricación y revisión de motores, la revisión de ductor y difusores, el cambio de líneas recalentadas, el suministro de gas, etc. Todos estos procesos dependerán del desgaste y el tipo de sistema. Es recomendable que, al menos un par de veces al año, se realice el mantenimiento y puesta a punto del aire.

 

 

Cual es la manera correcta de usarlos y a qué temperatura?

 

¿A qué temperatura mantener la casa? ¿Influye la ubicación de los aparatos en el rendimiento? ¿Cómo sacar provecho a los equipos inteligentes de climatización?

Los sistemas de aire acondicionado tienen la versatilidad que requieren las personas para generar espacios confortables, a continuación mencionamos variables a tener en cuenta para el correcto uso de los sistemas, así:
1. La temperatura idónea: uno de los errores que se suele cometer es poner el aire acondicionado a una temperatura más baja que la conveniente con el objetivo de enfriar más rápido la estancia. Sin embargo, de esta manera lo único que se consigue es subir más rápido el coste de la factura de la luz. Cada grado de menos puede consumir un 8% más de energía. La temperatura de confort humano esta definida en 24 °C +ö- 2 °C, recomendamos 24 a 25°C, ya que es más que suficiente para disfrutar de una estancia fresca sin preocuparse por el consumo eléctrico. Lo anterior evita tambien cualquier diferencia superior a 10 a 12 °C, entre estancias acondicionadas y el exterior, asi se evita generar choques
térmicos, los cuales no son nada saludable para el cuerpo.
2. La ubicación correcta: la mejor ubicación para la unidad interior es aquella desde donde se reparte el flujo de aire más homogéneamente. Para estancias de grandes dimensiones, una buena opción es instalar varios splits interiores para
asegurar el mayor confort en cualquier parte de la habitación a la vez que se ahorra energía. Las unidades exteriores es importante que cuenten con buena ventilación para que no se vean obligadas a funcionar a una mayor potencia de la
necesaria. Mantenerlas en un lugar a la sombra (mediante un pequeño tejado o similar) también ayuda a reducir el consumo energético.
3. Aprovechar el frescor residual: la refrigeración de una sala no se pierde inmediatamente al apagar el equipo, sino que por efecto de la inercia se mantiene durante cierto tiempo después de desconectar el aire. Un buen truco para ahorrar
con el aire acondicionado es apagar los dispositivos minutos antes de salir de casa. Además de reducir el consumo eléctrico, se contribuye a minimizar los cambios
bruscos de temperatura en el organismo.
4. Prestar atención al mantenimiento de los filtros: el caudal de aire circula mejor por el sistema de refrigeración si los filtros están limpios. Unos filtros llenos de polvo aumentan el gasto eléctrico porque obligan a los ventiladores a funcionar a
más velocidad.
5. Equipos eficientes: la etiqueta verde y la letra A son el distintivo empleado en los equipos energéticamente eficientes y los que menos consumen.
6. Asesoramiento profesional: una potencia menor o mayor de la necesaria influirá en la óptima eficiencia del aire acondicionado. Los técnicos instaladores conocen cuáles son las necesidades de los hogares dependiendode su orientación solar y del uso previsto para el aparato.
7. Funcionamiento inteligente: los últimos equipos del mercado incorporan sensores de presencia ideales para percibir el consumo potencial de aire acondicionado. Gracias al monitoreo de actividad, de movimientos y a la detección
de las personas en la sala, los equipos disponen de autonomía de encendido y apagado.
8. Hogares bien acondicionados: si se trata de refrigerar inteligentemente los hogares, otro aspecto al que prestar atención es a los elementos no eléctricos que ayudan a mantener fresca la casa. Las puertas y ventanas de las estancias han de estar correctamente cerradas. De este modo se garantiza que el aire refrigerado no se escape a otras habitaciones o lo que es aún peor, que salga directamente del
hogar. Por otra parte, las persianas y los diferentes sistemas de toldos velan para que el calor exterior no traspase las paredes de casa. Una vivienda en penumbra mantiene una temperatura más agradable.
9. Al salir de casa, desconectar: lejos de ser una obviedad son muchas las personas

 

 

¿Necesitas ayuda?